Año: 2010

Ubicación: Acapulco, Guerrero (México)

El espacio desentraña formas geométricas, líneas y puntos que articulan las rutas y generan un sentido de transición. Por la noche, el color expresado en luz pinta distintas experiencias atmosféricas para los huéspedes del hotel.

El concepto de proyecto de iluminación es crear una iluminación armónico-emocional, pensando siempre en la comodidad y la bondad del usuario. El proceso de diseño de iluminación se realizó básicamente mediante experimentación. Durante el día, utilizamos luz natural combinada con un haz artificial bajo de luz blanca, y durante la noche elegimos colorear el edificio como una obra de arte.