Año: 2006

Ubicación: San Luis Potosí, México

 

El concepto de iluminación de la Catedral Hundida se originó al evocar los interiores oscuros, elevado, y cavernosos de los templos góticos. Las conformaciones alargadas de roca se convirtieron en una reminiscencia de las columnas, bóvedas, contrafuertes, y ambulatorios de estas construcciones medievales. La luz que penetra en la oscuridad a través de la parte superior, que también se asemeja a la utilización de dispositivos arquitectónicos que dejaban penetrar la luz en el interior del templo, se tuvieron en cuenta para enfatizar la verticalidad de la luz, lo que sugiere una etérea presencia divina.

El efecto de la luz filtrada a través de los vitrales fue abstraído para producir una pantalla caleidoscópica de colores en el interior oscuro y cavernoso de esta conformación geográfica natural. La más alta tecnología en fuentes de luz RGB se utilizaron para producir una gama ilimitada de colores que, unidos a un temporizador programado para enriquecer la experiencia de los visitantes a lo largo de la caverna.