Año: 2007

Ubicación: Ciudad de México, México

Para mostrar la colección de obras de arte platero y orfebre de TANE en el Museo Franz Mayer, se concibió una instalación de iluminación para crear un espacio donde el público pudiera participar en un diálogo más íntimo con las piezas de la exposición. Para crear un espacio aparentemente más contenido donde el detalle preciso de las piezas pudiera ser percibida sin ninguna interferencia visual, se difuminó la luz a través de un textil tensado para delimitar, de manera sutil, el área de exposición de su perímetro de sombras. La luz difusa proporciona un delicado baño, dejando que las piezas manifiestan su propio brillo.